Gastronomía

Aprovechando la excelencia de los recursos naturales (ganadería, hortalizas y frutas), se preparan suculentos platos típicos, como la caldereta de cordero o cabrito; el estofado de venado o jabalí, las migas con torreznos y pimientos fritos, el gazpacho de huevo, el caldo blanco, las sopas de patatas y el escabeche de judías, habas o pollo.
En repostería, los exquisitos "rabos de calabaza", dulce apreciadísimo que sólo puede degustarse en Berzocana. Además, las roscas de candelilla, a base miel batida; los pestiños, mantecados, perrunillas y bizcochos altos, hacen las delicias de los paladares más exigentes.


Las frutas, especialmente cerezas y castañas de alta calidad, procedentes de las explotaciones de la zona del puerto de Logrosán, se catalogan entre las mejores de España. El resto de las frutas, de todas clases, son muy apreciadas por su agradable gusto y textura, como consecuencia de la singular climatología.
Verduras, hortalizas y legumbres gozan de la misma calidad que las frutas.


Todos estos productos y platos, conforman una rica y variada gastronomía, capaz de satisfacer todas las exigencias.